y después de algunos años y algunos intercambios…

pasa el tiempo y nuestros niños y adolescentes estrechan la unión con sus hermanos/hermanas extranjeras. Veranos, fechas especiales, todo es una buena excusa para los reencuentros!

Esther y Julia y Laura y Emilie, unidas por los intercambios recíprocos… hermanas de la vida!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *